jueves, 4 de marzo de 2010

APRENDER JUGANDO: ATRÁPAME




Este es un juego muy divertido en el que los niños y niñas entrenan sus reflejos y su capacidad de reacción. Un jugador hace de gato y los demás de ratón. Cada participante elige un ratón y lo sitúa en medio del queso (tapete azul redondo). El jugador que hace de gato coge el bote metálico donde se guarda el juego y lanza el dado. Si sale el color rojo, el jugador que lleva al ratón rojo tendrá que estirar rápidamente del hilo antes de que el gato lo atrape con el bote. Si sale azul, tendrá que hacer lo mismo el jugador azul, etc.

Si un ratón es atrapado por el gato, se elimina. Pero, ¡atención!, si un ratón huye sin que salga su color también queda descalificado. Así se pone también en juego la entereza de los jugadores.

Y, por último, si sale la cara del gato en el dado, todos los ratones tendrán que escapar. Este es un juego de partidas muy rápidas en el que los alumnos fueron cambiando de rol repetidamente.