viernes, 20 de mayo de 2011

Aprender jugando 2: Pitch Car y Villa Paletti


Dos juegos fueron los protagonistas en el último taller realizado con los alumnos y alumnas de primer ciclo: Pitch Car y Villa Paletti. El primero es el clásico juego de chapas, al que todos hemos jugado alguna vez en el patio del colegio, pero adaptado a una superficie de madera pulida y con diferentes tramos para construir muchos circuitos. El segundo, consiste en un juego de equilibrio, en el que los jugadores intentarán construir la villa más alta, procurando que no se les venga abajo.

Pitch Car:

Juego rápido de explicar, de montar y de jugar. Las reglas son muy sencillas:

1- Cada jugador elige un coche
2- Todos los coches se sitúan en la parrilla de salida
3- Por turnos, se van lanzando los coches tal y como hemos hecho toda la vida con las chapas
4- Si un coche se sale, se vuelve a colocar en el lugar desde donde se había lanzado y juega el siguiente
5- Si un coche se va fuera porque otro lo empuja, su propietario lo puede dejar en el borde del circuito


Aparte de estas reglas básicas, los niños y niñas pueden acordar jugar a una, dos o tres vueltas.

También pueden realizar una vuelta en solitario para hacer la clasificación (el que la hace en menos toques consigue la "pole").

Se pueden hacer más de 10 circuitos, recorrerlos en ambos sentidos y cambiar la línea de salida de posición, por lo que la variedad está más que asegurada.









Villa Paletti:


En este juego (para 4 jugadores) compuesto por 20 columnas (5 de cada color), una base y cinco pisos o plataformas, cada jugador tendrá asignado un color. Al inicio, todas las columnas se sitúan en la base de la villa y, encima de éstas, se coloca el primer piso (plataforma azul). Los jugadores, por turnos, van cogiendo una columna de su color y la sitúan en el piso de arriba. Pueden ayudarse de un ganchito para coger las columnas más inaccesibles. Cuando crean que no pueden coger más columnas, entonces han de colocar el segundo piso. A partir de ese momento, tendrán que ir cogiendo las columnas del primero para situarlas en el nuevo piso y así, sucesivamente, hasta que a alguien se le caiga la casa o consigan llegar a lo más alto.

Bueno, esta es la forma cooperativa de jugar. Las reglas reales las dejo para los mayores.





Dado de asignación de colores y gancho: