miércoles, 17 de abril de 2013

GRANDES JUEGOS DE HABILIDAD: EL KUBB

Hoy voy a hablaros del Kubb, uno de los dos juegos de exterior que incluimos en el proyecto de los grandes juegos de habilidad.

El Kubb es un juego tradicional de origen escandinavo. Popularmente se dice que fue inventado por los vikingos y que lo utilizaban para resolver disputas, para determinar quien pagaba la siguiente ronda en la taberna o simplemente para pasar un buen rato. El caso es que nos dejaron un buen juego de puntería para practicarlo en exteriores. 

Desde los años 90, el Kubb se ha ido poniendo de moda por diferentes partes de Europa y otros lugares del mundo, gracias a algunas editoriales como Bex. Vamos a ver los componentes:

Hay un rey (de 30cm de alto por 9 cm de ancho), 10 kubbs (de 15 x 7 cm), 5 por equipo, 6 kastpinnar (los palos cilíndricos) y 4 estacas para delimitar el campo. 

¿CÓMO SE JUEGA? (al modo SENCILLO)

Primero se construye el campo. El oficial es de 8m de largo x 5 de ancho. En el cole lo hago de 6 x 4 y utilizo conos para que se vean mejor los límites del campo. Luego se pone al rey en el medio y los kubbs de cada equipo repartidos en su línea correspondiente:

Juegan dos equipos, por lo que pueden jugar de 2 a 12 jugadores, aunque si juntas a dos equipos en el mismo bando pueden llegar a jugar 24 jugadores alternándose en los lanzamientos. 

El objetivo es derribar al rey pero para hacerlo antes hay que tirar los kubbs del equipo contrario. 

Para determinar quién empieza, los capitanes de cada equipo lanzan un palo desde su línea de base y el que se quede más cerca del rey inicia la partida. 

El equipo que saca se sitúa detrás de su línea de base y uno a uno van lanzando los 6 palos cilíndricos, tratando de derribar todos los kubbs que puedan del equipo contrario. Luego hace lo propio el otro equipo. De esta manera van tirando los kubbs del rival. Cuando ya no queda ninguno entonces pueden derribar el rey. El equipo que lo consiga gana la partida. 

¿Qué pasa si alguien derriba al rey antes de tiempo? 

Que su equipo pierde la partida.

Así de simple es esta versión del Kubb. Ahora vamos a ver la verdadera forma de jugar (MODO COMPLEJO):

Es como la anterior pero cuando un equipo acaba de tirar sus 6 palos, el contrario recoge los kubbs derribados y los lanza al otro campo, procurando que se queden lo más juntos posible, porque ahora que les toca lanzar, deben derribar esos kubbs (kubbs de campo) antes de poder derribar los kubbs de la línea enemiga. Si, encima, al lanzar los palos se dejan algún kubb de campo sin derribar, los miembros del otro equipo harán sus lanzamientos desde el kubb de campo más cercano al rey. 

Todo esto hace que, a lo largo de la partida, los kubbs vayan de un lado para otro, dando lugar a situaciones estratégicas interesantes: ¿lanzamos los kubbs cerca del medio campo para derribarlos con más facilidad o será arriesgado porque si fallamos luego tirarán los otros de más cerca? ¿los lanzamos al fondo, cerca de la línea base del otro equipo? ¿los intentamos agrupar formando un "bosquecillo"? 

En fin, esta forma de jugar es mucho más interesante aunque he comprobado que a muchos niños les gusta la forma simple porque es más rápida, va más al grano. De momento, las dos modalidades funcionan en el tercer ciclo de primaria. ¿Serán capaces de jugar a la forma compleja los alumnos y alumnas de segundo? Pronto lo veremos.

Aquí podéis ver un vídeo explicativo muy bien hecho y muy simpático sobre las reglas del Kubb. No está en castellano pero las imágenes son muy elocuentes:


Y ahora unas fotos en plena acción:


























¡Espero que os hayan gustado!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada