viernes, 9 de agosto de 2013

NUEVO JUEGO: SIMPLE Y COMPUESTO

Ayer tuve la oportunidad de probar mi último proto, evolución de un juego de cartas que hice hace algún tiempo y que resultaba un poco anodino. Ahora se ha transformado en un juego muy rápido de acción simultánea (mi especialidad) de coger un objeto concreto. 

El juego trabaja el concepto de pasar de simple a compuesto y de compuesto a simple a través de figuras geométricas y colores. Para ello hay 40 cartas y 4 figuras de madera que se colocan en el centro de la mesa (un rectángulo morado, un cubo naranja, un triángulo verde y un cilindro gris).

Las cartas representan figuras compuestas formadas siempre por dos de las cuatro figuras del centro de la mesa. Además, cada una de estas figuras compuestas están pintadas con un color primario (o simple). 

Los jugadores van sacando cartas y en el momento en que la unión de los elementos de dos cartas forma una de las figuras centrales, el jugador que antes coja la figura se lleva de premio dichas cartas. 

Por ejemplo, si coinciden estas dos cartas habrá que coger el cilindro gris, porque hay una figura con un cilindro negro en la carta de la izquierda y otra con un cilindro blanco en la carta de la derecha:

mezclar negro y blanco da gris


También puede darse el caso de que una sola carta permita coger una de las figuras centrales:

el cubo rojo y el amarillo permiten coger el cubo naranja

Y el juego da pie a otras sorpresas, pero de momento esto es lo que puedo contar de un juego que se explica en dos minutos y que resulta frenético, tenso y muy divertido. Os dejo un  par de imágenes:

 Recortando las cartas y pegándolas a unas fichas gigantes de un conecta 4 hinchable que tenía sin usar (para una posible edición las cartas serían rectangulares)

Probando el juego en un bar de Valencia