miércoles, 9 de julio de 2014

APRENDER JUGANDO CON LOS PAPÁS Y LAS MAMÁS: ZICKE ZACKE (LOS ERIZOS)


El último juego que me quedaba por reseñar del proyecto se llama Zicke Zacke y se trata de un juego que aborda de una manera bastante original y entretenida la ejercitación de la memoria. Es una versión más económica pero con las mismas prestaciones que su predecesor, el de las gallinas:




Estas son las 12 fichas que hay que encontrar. Se sitúan al medio boca abajo y alrededor se forma un círculo de hojas:



Las hojas tienen los mismos dibujos que las fichas ocultas. Al empezar la partida, cada jugador pone su erizo sobre una hoja cualquiera, teniendo en cuenta que todos han de estar separados de forma equidistante (en una partida para 4 jugadores se dejan 5 hojas de distancia entre uno y otro).

 

Todos los erizos empiezan con una fruta que llevan en una de sus púas (el palito con un color en el extremo) y su objetivo es capturar todas las frutas del juego. Para ello, en su turno, el jugador ha de encontrar la imagen de la hoja que está delante de su erizo levantando una de las fichas centrales. Si acierta avanza su erizo una hoja y sigue jugando. Si falla pierde el turno.


Aquí, por ejemplo, el erizo azul necesita encontrar las moras. El jugador voltea la ficha correcta y avanza a la hoja de las moras. Ahora necesita encontrar a la ardilla para seguir avanzando:


Por supuesto, cada vez que se descubre una ficha central se vuelve a dejar boca abajo.

¿Y qué pasa cuando un erizo se sitúa detrás de otro? Pues, como podéis ver en las instrucciones, necesita encontrar lo que haya en la imagen de delante del otro erizo (u otros erizos). Si acierta, salta por encima del erizo/s y le birla toda la fruta que lleve. 

 

En la imagen inferior, si el erizo verde encuentra la ficha de la ardilla adelantará al erizo rojo y se llevará su pincho de fruta:

 

A medida que la partida avanza, unos erizos se acercan más a otros:


La partida termina cuando el erizo de un jugador captura toda la fruta. En esta imagen, el erizo rojo acaba de alzarse con la victoria después de adelantar al erizo verde:


Al principio de cada partida, el desarrollo es lento porque los jugadores aún no saben donde está cada elemento pero conforme avanza la partida, los jugadores van reteniendo las imágenes de las fichas centrales y algunos son capaces de dar toda la vuelta a las hojas sin fallar, en un alarde de memoria. 









 Y con esta reseña finalizan los reportajes del proyecto Aprender Jugando (con la ayuda de los padres). Espero que os haya parecido interesante. ¡Un saludo a tod@s!