lunes, 8 de septiembre de 2014

RESEÑAS FAMILIARES: NOAH


 Empezamos la semana con una nueva reseña familiar: NOAH, un juego de la habitual pareja Bruno Cathala y Ludovic Maublanc, publicado por Bombyx en 2012.
El juego se presenta en una bonita caja metálica con relieve. Como saben estos franceses

Noah es un juego de cartas y un pequeño tablero que trata sobre la célebre Arca de Noé. Los jugadores tratarán de salvar al mayor número de animales antes de que llegue el Diluvio Universal. El juego es para 2 a 5 jugadores a partir de 8 años y, aunque en la caja pone que la duración es de media hora eso no se lo cree ni el tato. Media hora puede durar una ronda pero se juega a tres rondas. Esto no es estrictamente necesario. Para partidas rápidas los jugadores podéis acordar jugar una sola ronda y santaspascuas.

Disposición inicial del juego

¿Cómo se juega?

Al principio se coloca una carta de barco (o arca) en cada embarcadero y se sitúa a Noé en uno de estos al azar. Cada jugador recibe 8 cartas de animales que tratará de poner a salvo y un marcador de puntos que se coloca en el cero dentro del mini tablero de juego.

Hecho esto se coloca una carta de animal de la baraja en cada barco y las que sobran se devuelven a la caja.

Cada embarcación empieza con un animal al azar
Empieza el jugador más bajito, que es el primero que nota que está subiendo la corriente. En su turno, un jugador embarca un animal y luego mueve a Noé a otro muelle, siguiendo estas sencillas reglas:

Embarcar animal

- Que no sobrepase el peso total que aguanta la embarcación

- Que siga el orden de género establecido a partir del segundo animal que ocupa un puesto en el barco (sólo machos, sólo hembras, machos y hembras alternándose o viceversa). Esto lo podemos entender mejor con la siguiente imagen:

El barco de la izquierda sigue un orden hembra-macho-hembra-macho. En el de la derecha sólo pueden embarcar hembras
Mover a Noé

- Según el  animal embarcado, deberás mover a Noé a un muelle adyacente (si es hembra) o a uno de enfrente (si es macho). Fijaos en la siguiente imagen:
 
Las cartas de chicas señalan a los lados y las de chicos que Noé se mueva a uno de los dos embarcaderos del frente
Luego pasa el turno al jugador de su izquierda. 

Un barco es completado

Cuando un arca alcanza justamente su máximo peso, la embarcación se va con todos esos animales y se coloca otra en su lugar. El jugador que haya provocado la marcha del barco da una de sus cartas a otro jugador si es la primera vez que esto ocurre (la segunda se dan dos cartas y la tercera tres).

Los barcos tienen una resistencia de 21 toneladas (o la medida que se les haya ocurrido). Al poner el rinoceronte, el barco llega a esa cifra y se va viento en popa.
No se puede jugar carta

Si  un jugador no puede jugar carta porque no cumple los requisitos antedichos (de género y peso), recoge a todos los animales del barco y se los lleva a su mano. Luego juega el animal que quiera y mueve a Noé.

Enlazar jugada

Si un jugador embarca a un animal de la misma especie que su predecesor, mueve a Noé y vuelve a poner otro animal. Así podría enlazar varias cartas en un mismo turno y acercarse más rápidamente a su objetivo.

Final de la ronda

La ronda termina cuando un jugador se queda sin cartas o cuando parte la cuarta embarcación. Entonces, cada jugador cuenta los puntos negativos que encontrará en forma de lágrimas en las cartas que le queden en mano. Las lágrimas representan la pena que le de da a Noé que no se haya podido salvar este o aquel animal. ¡Cuidado, porque hay animales que no le dan nada de pena, como el rinoceronte, y otros que le dan mucha, como el oso panda!

Los jugadores avanzan sus marcadores en el track de puntuación y se inicia una nueva ronda. Al final de la tercera ronda, el jugador con menos puntos se proclamará vencedor.

Habilidades especiales

Muchos animales tienen habilidades que hacen el juego más interesante y divertido. Estas habilidades se ponen en práctica al jugar la carta en cuestión:
- El león: roba una carta al azar a otro jugador y luego dale la que quieras de las tuyas

- la girafa: como tiene el cuello muy largo miras la mano de otro jugador

- el burro: como es muy tozudo, Noé no se cambia a otro muelle

- el caracol: lo puedes jugar como macho o como hembra

- el pájaro carpintero: agujereas el casco de la nave. Ahora sólo puede cargar 13 toneladas.

Estas son las 12 especies diferentes del juego
 Conclusión

 Noah es un juego ligerito, rápido de jugar y que presenta la oportunidad de hacer diferentes combos para beneficio propio o para fastidiar a tus adversarios. Todos estos ingredientes lo hacen ideal para jugar en familia o para iniciar a jugadores en estrategias de juego básicas.

El tablero se compone de 4 piezas. Con el reverso los más pequeños podrán hacer este puzle
Nada más. ¡Espero que os haya gustado!