viernes, 21 de noviembre de 2014

RESEÑAS FAMILIARES: ¡TOMA 6! (¡MALDITOS BUEYES!)

Amigos, hoy os presento un juego que ya tiene sus añitos pero que, no obstante, vuelve a estar de actualidad gracias a la reedición 20 aniversario. Se trata del célebre ¡TOMA 6!

Toma 6 se presenta en una elegante caja negra
Por la parte de atrás podemos ver las características del juego y las novedades que presenta

Autor: Wolfgang Kramer
Edición: Mercurio
Edad: +10   
Duración: 45 min    
Jugadores: 2-10
Contenido: 110 cartas

OBJETIVO DEL JUEGO:


Quedarse con la menor cantidad de puntos negativos, representados por los bueyes

PREPARACIÓN:

Se mezclan las cartas y se reparten 10 a cada jugador. En el centro de la mesa se colocan 4 cartas, ordenadas de arriba a abajo con valores ascendentes. Estas cartas representan el principio de cada fila. El resto de cartas no intervienen en el juego.

La partida acaba de empezar

DESARROLLO:

Los jugadores seleccionan una de sus cartas en secreto y la juegan a la vez. Es decir, la ponen bocaabajo sobre la mesa y les dan la vuelta a la vez. A continuación, se ordenan por filas empezando por la carta jugada más baja. Las cartas se colocan siguiendo estas sencillas reglas: 

1- orden ascendente
2- menor diferencia

Por ejemplo, si un jugador juega el 25 y están en la mesa la fila con el 20 y la fila con el 24 se deberá colocar en esta última fila.

Esto se pone divertido

En el momento en que un jugador se ve forzado a colocar la sexta carta en una fila toma toda la fila y deja, únicamente, su carta. Las cartas que acaba de coger se quedan a un lado, formando el montón de cartas negativas. 

Cuando ya están colocadas las cartas de todos los jugadores se inicia una nueva ronda, eligiendo cada jugador una de las 9 cartas que le queden en la mano y procediendo de la misma forma que hemos visto anteriormente. Esto se va sucediendo hasta que todos juegan la última carta. Entonces finaliza la ronda y cada jugador cuenta los bueyes acumulados en su montón de cartas negativas. Después se anota la puntuación y se vuelve a jugar otra ronda, hasta que un jugador rebase una cantidad acordada al inicio de la partida, como por ejemplo 60 puntos. Para partidas más cortas se puede ajustar perfectamente esta cantidad o incluso jugar partidas rápidas de una sola manga. 

Así te quedas cuando te das cuenta de que tu carta va a ser la sexta de la fila

Queda una regla por explicar y es que si un jugador juega una carta tan baja que no se puede jugar en ninguna fila debe llevarse la fila que elija y, a cambio, dejar la carta jugada en su lugar.

OPINIÓN PERSONAL:

¡TOMA 6! es un juego sencillo, rápido de jugar, donde el factor azar tiene un protagonismo indiscutible y provoca verdaderas sorpresas que se convierten en el regocijo de los jugadores (excepto del jugador que se lleva un montón de bueyes cuando menos se lo espera). Pero no todo es suerte. Con las cartas en mano y, en función de como estén las filas, puedes calcular cuando jugar una carta u otra. Puedes hacerte una idea del riesgo que corre jugar tal o cual carta e irte las cosas más o menos bien. Pero hay una regla, la última que he apuntado en el desarrollo del juego, que a menudo provoca el caos. Porque imagina que hay una fila con un solo número (el 54) y tu juegas el 56 pensando que, como mucho alguien jugará el 55 (en el poco probable caso de que lo tenga y no se haya quedado fuera) y tu carta será la tercera de la fila si acaso. Pero resulta que un graciosillo juega una carta muy baja que no puede colocar y se lleva la fila del 54, poniendo su 7 en dicho lugar. Ahora se van colocando las cartas de los otros jugadores y resulta que tu 56 va a parar a la fila del 42, que ya estaba casi llena y, ¡qué casualidad!, es la que hace el número 6. Encima, otro jugador había jugado el 55, que es la peor carta del juego (por los 7 bueyes que trae de regalo) y en una jugada que parecía segura te acabas llevando un porrón de puntos que casi te arruinan la partida. Así que la suerte influye en el juego, la estrategia está presente, pero sobretodo, es un juego en el que nunca puedes descuidarte. Muy divertido para pasar un buen rato, más con grupos numerosos, como bien apuntaba César hace unos días en 2 Maracas de 10.

Las carcajadas son frecuentes entre los niños

Esta edición, además, trae nuevas e interesantes variantes y diez cartas especiales: los bueyes comodines, que se utilizan para intercalar cartas entre dos cifras contiguas, lo que le da al juego una nueva dimensión. 

Os dejo con algunas imágenes divertidas ¡Hasta la próxima!