domingo, 27 de septiembre de 2015

RESEÑAS INFANTILES: LOS 10 CERDITOS

Esta semana en Tierras de Narghai llega un juego infantil de cartas con tintes clásicos: Los 10 Cerditos.

La familia ha crecido
 FICHA TÉCNICA:

Autora: Ayelet Pnueli
Ilustradora: Claudia Stöckl
Editorial: Mercurio - Zoch Verlag
Año de publicación: 2015 en España (2010 en Europa)
Edad: 6+
Jugadores: 2 a 8
Duración: 15-20 minutos


OBJETIVO DEL JUEGO:

Ser el jugador con más cartas al final de la partida

PREPARACIÓN:

Se reparte a cada jugador 3 cartas. El resto de cartas se deja en medio formando un mazo

DESARROLLO DEL JUEGO:

Cada jugador, en su turno, juega una carta en medio de la mesa y dice en voz alta el valor del montón que se va formando. Si un jugador, al jugar su carta, hace que el valor del montón sea 10 se lleva todas las cartas y las deja aparte, a modo de recompensa. Pero, cuidado, porque si se pasa de 10 será su antecesor quien se lleve el montón. 

Después de jugar carta, el jugador roba la primera del mazo, de modo que siempre tenga 3 cartas en mano.

Aquí vemos todas las cartas distintas del juego
Así se va jugando ronda tras ronda hasta que se agote el mazo de cartas. A continuación, los jugadores cuentan sus cartas ganadas y quien más tenga gana la partida. 

Así de simple, pero vamos a ver algunas reglas y cartas especiales que le dan miga al juego:

1- Los ceros hacen que el valor del montón sea cero, fuera cual fuese su valor antes de jugar la carta

2- Los cincos pueden usarse tanto como para sumar como para restar

La rana porcina y la cerdita sirena te pueden salvar de un aprieto

3- Si juegas una carta con el mismo valor que la anterior puedes decidir si sumas su valor o si lo dejas como está: por ejemplo, si el valor del montón es un 4 porque se ha jugado un 1 y un 3 y juegas un 3, tú decides si el montón pasa a valer 7 o si continúa valiendo 4.

Con un nueve evitas pasarte si ya había colocado otro nueve

 OPINIÓN PERSONAL:

Los 10 Cerditos, como habréis deducido por la duración de la explicación del juego, es muy sencillo. Después de probarlo con diversas franjas de edad, he llegado a la conclusión de que está muy bien para niños de entre 6 y 8 años, ya que se trabaja la competencia matemática a un nivel muy básico (sumas de hasta dos cifras y restas de una cifra). Para niños de 9 y 10 años ya no resulta tan interesante aunque he visto a alguno que otro contar con los dedos y el caso es que se divierten, que es lo que cuenta.

Este niño tiene cara de ir a llevarse el montón
El hecho de tener siempre 3 cartas en mano hace que los jugadores tengan la capacidad de decisión justa para que el juego vaya rápido y las posibilidades de llevarse el montón o evitar dárselo al otro estén ahí.
Tres son siempre las posibilidades en cada jugada
La regla especial de agregar o no el valor de una carta repetida aumenta la capacidad de maniobra y de cálculo de los jugadores.

Esta niña se está pensando su jugada
Los 1 son valores seguros (nunca te pasas con un 1) y los 10 son muy útiles reservarlos para cuando tu predecesor juegue un cero.



Además, los 5 suman o restan según nos interese, por lo que son muy útiles. 



Todas estas cuestiones le dan el toque justo para ser un juego interesante y divertido para la franja de edad que he mencionado antes. 


Como punto negativo he de decir que hay juegos infantiles que como adulto me divierten cuando juego con niños y Los 10 Cerditos no entra por un poquito en esa clasificación. 



Y hasta aquí la reseña de esta semana. Recordad que podéis seguir el blog por facebook, google+ y twitter, con contenidos extra y noticias de otros amigos lúdicos.