domingo, 7 de febrero de 2016

RESEÑAS FAMILIARES: MAFIA COSA DI CAPO

Amigos lúdicos, esta semana la terminamos con la reseña de un juego que llevaba tiempo probándolo sin acabar de cogerle el momento oportuno, es decir, equivocándome de instante, de grupo de juego o de estado de ánimo. Y, por fin, esta semana tuvo lugar la partida clave en el ambiente óptimo y me divertí mucho, así que allá va el reportaje: 

La portada con los peligrosos mafiosos
FICHA TÉCNICA:

Autor: Jesús Fuentes
Editorial: Mercurio
Año de publicación: 2015
Jugadores: 2-5
Edad: 12+
Duración: 45-60 minutos

Parece que los negocios al margen de la ley son divertidos
IDEA DEL JUEGO:


"Mafia es un juego donde se priman los acuerdos y se recompensa al buen negociador. El comercio es lo más importante: demanda secuaces a otras familias si te hacen falta para llevar a cabo los negocios, vende estos negocios o alquílalos si es que te sobran.
Además, puedes extorsionar amenazando con atacar a otro capo y pedir dinero a cambio para no hacerlo u ofrecerlo si tú eres el objetivo. Espera para dar un pelotazo, una jugada puede doblar tus ganancias en cualquier momento. Échate faroles cuando puedas con las cartas de tu mano, se retorcido y despiadado, ¡esa es la clave de un auténtico capo!"
Así es como nos introduce en el tema la propia editorial. Y es que lo divertido y el aspecto más interesante de este juego es la capacidad que ofrece de negociar a los jugadores entre sí.
Este es un juego para meterse en el papel
CONCEPTOS BÁSICOS:

LA FAMIGLIA

Cada jugador representa a una importante familia compuesta por un capo y cuatro parientes más, cada uno de ellos especializados en algo útil: hay conductores, sicarios, extorsionadores y matones. El capo tiene una habilidad especial y única que normalmente podrá usar una vez en toda la partida. 

Los nombres son de lo más cachondo (este es muy elegante)
LOS NEGOCIOS:

La mafia vive del negocio. Si no hay negocio la familia no prospera así que los jugadores bajarán a la mesa sus negocios y utilizarán a los parientes necesarios para custodiarlos y asegurarse la paga al final de cada ronda. 

Este negocio estrella necesita un sicario y un conductor para que se haga efectivo
Hay negocios que dan una cantidad menor de dinero pero permanecen durante varias rondas en activo y otros que sólo se cobran una vez pero la recompensa es mayor. Para cobrar un negocio lo único que hace falta es que esté debidamente custodiado por la gente indicada. Da igual si esa gente pertenece al propietario del negocio o no. Esto quiere decir que el jugador dueño del negocio puede hacer tratos con otros jugadores para que le ayuden a conseguir su objetivo a cambio de una parte del pastel. 

El jugador morado está ayudando al extorsionador de barrios
a cambio de un buen puñado de dólares
 ATAQUES, FAROLES, ALIANZAS Y TRAICIONES:

Y ahí está la clave de todo. Los jugadores se sentirán libres de reclamar ayuda para llevar a cabo un negocio, venderlo, amenazar con destruir el de otro jugador (con cartas que igual ni tienen en mano), proteger a un aliado momentáneo para sacar tajada de la situación y marcarse grandes faroles para salir airoso de situaciones embarazosas. 

Este jugador presume del botín recaudado en su último negocio
 LOS EVENTOS:

Para colmo, en cada ronda se sacan dos eventos que ocurren después de que los jugadores hayan puesto sus negocios en juego pero antes de cobrarlos. Estos eventos pueden alterar algunas situaciones sobre la mesa. Por ejemplo, puede tener lugar la detención de un mafioso que justamente estaba custodiando uno de los negocios, o que un negocio en concreto reporte el doble de dinero, que no haya ataques, etc.
Los eventos añaden cierta aleatoriedad a las partidas
 CONCLUSIÓN:

Después de resolverse los dos eventos de ronda, ésta termina con el cobro de los negocios, repartiéndose los jugadores las partes acordadas durante la fase principal de la ronda. Tras un número determinado de rondas (según cantidad de jugadores) la partida finaliza y el jugador que haya amasado la mayor fortuna es proclamado mejor mafioso.

Aquí nos tomamos los negocios "seriamente"
MAFIA, COSA DI CAPO no es un juego para jugones, a no ser que les apetezca jugar a algo más ligero en un momento dado. En cambio, para un público más familiar, con ganas de jugar a algo que permita a los jugadores interactuar entre ellos, es una opción bastante acertada.

Esta jugadora ha trincado algo
De hecho, la interacción es el punto fuerte de este juego mientras que el débil puede ser, quizás, la sensación de que las rondas se parecen bastante, algo que tratan de arreglar los eventos y las situaciones de los propios jugadores, con ganas de revancha por algo ocurrido en la ronda anterior o porque hay alguien que está ganando y se ha convertido en el rival a batir.

Una partida a Mafia transcurre entre negocios y risas
Pero si queréis interacción la vais a tener porque aquí se pueden hasta cambiar cartas en mano con cualquier otro jugador y prestar dinero si hace falta. Los límites los pones tú. 

Mola hacer buenos tratos y forrarte
Y eso es todo. Recordad que podéis seguir el blog por facebook, google+ y twittercon contenidos extra y noticias de otros amigos lúdicos. ¡Un saludo!