domingo, 6 de marzo de 2016

RESEÑAS EXPRESS: SIGNORIE

Magnífica portada obra de Mariano Ianelli
Esta semana tenemos reseña express, es decir, de esas que escribo cuando sólo he jugado una partida o dos al juego del que quiero hablar. En esta ocasión se trata de uno de los tapados del pasado ESSEN y no es otro que SIGNORIE, que me ha causado una muy buena impresión.

FICHA TÉCNICA:

Autores: Andrea Chiarvesio y Pierluca Zizzi
Editorial: What's Your Game
Año de publicación: 2015
Jugadores: 2 a 4
Edad: 12+
Duración: 90-120 minutos

IDEA DEL JUEGO:

Italia, Siglo XV, el país vive sumido en una situación tumultuosa de caos, intrigas y magnificiencia que desemboca en una nueva forma de gobierno: los Signories. Nobles familias renacentistas llenas de ambición tratan entonces de hacerse con el poder en las principales ciudades italianas. 

El tema del Renacimiento está más que visto en el mundo de los juegos de mesa pero a mí no me molesta especialmente, sobretodo si las mecánicas están bien hiladas como es el caso que nos ocupa. Grandes familias que casan a sus hijos e hijas para extender su influencia por todo el territorio itálico. El tema está visto, sí, pero no importa, si te gustan los eurogames lo vas a disfrutar. A mí, particularmente, el tema de los varones y las damas enviados a formar lazos matrimoniales con otras familias me ha recordado mucho al Helvetia (aquí la reseña), aunque con otra dimensión más trascendental. En el otro eran aldeas en la montaña y aquí se está definiendo el futuro de un país. 

RASGOS PRINCIPALES:


Signorie se juega en 7 u 8 rondas, según las prisas. Esto se decide al inicio de la partida. Y se trata básicamente de posicionar a tus nobles varones y damiselas en las principales ciudades del país de la bota, obteniendo la mayor cantidad de puntos de victoria por estas influencias. 

La gracia está en que según el género, los meeples se colocan en las áreas de influencia de una forma u otra. Mientras que para posicionar a una mujer sólo hay que contar con un meeple femenino en la reserva y dinero suficiente para pagar la dote mínima exigida, para ubicar a un caballero antes hay que ponerlo a estudiar y que vaya ascendiendo en una de las tres modalidades plasmadas en el tablero (militar, eclesiástico o político).

Se empiezan a ocupar posiciones en las principales ciudades
Cuanto más elevada sea la posición de la dama que se desea colocar mayor será la dote exigida, por lo que el dinero es muy importante para realizar esta acción. Del mismo modo, cuanto más alta sea la posición del caballero, mayor deberá ser su preparación (deberá estar más alto en el track en el que se esté formando).

A la derecha se aprecian los tracks de formación de los varones y el de iniciativa
Para llegar a todo esto, es decir, a conseguir dinero para pagar dotes, subir en los diferentes tracks de formación, sacar meeples de hombres y mujeres, colocarlos en el mapa, etc. hay que realizar las acciones debidas y esto se lleva a cabo en nuestro complejo tablero personal:

El tablero personal es una de las delicias de este juego
El tablero personal de cada jugador muestra 5 acciones principales (ingresos, casar a una hija, ampliar familia, casar a un hijo, formar a un varón). Para hacer estas acciones utilizamos dados y ahí está una de las grandes genialidades de este juego porque los dados (tantos de cada color de acción como jugadores haya) se lanzan al principio de la ronda y los jugadores los vamos eligiendo para hacer la acción de ese color. ¿Qué pasa? Que cuanto más alto sea el número menos habrá que pagar para hacer la acción y, si tenemos ayudantes, más potentes serán las acciones secundarias que realicen éstos (como veremos enseguida).

Sin embargo, hay un bonus muy atractivo que nos perderemos si la suma de los 4 dados que hayamos cogido a lo largo de la ronda supera 13 puntos. Esto hace que el jugador se someta continuamente al dilema de hacer acción más potente y pasar del bonus o al revés. Lo ideal es optimizar al máximo y quedarse en un 12-13. 

Aquí un ejemplo de los bonus que no te puedes perder
Otra particularidad de SIGNORIE es que cuando seleccionas el dado, en lugar de hacer la acción principal marcada en tu tablero puedes realizar la acción de signorie que está en el tablero principal y que siempre puedes optar por dos opciones en función de si utilizas un hombre o una mujer. Estas acciones son algo más flojas en general pero te pueden sacar de un apuro si te has quedado atascado con tu tablero y la combinación de dados actual. Y aún hay una tercera opción, que es contratar a un ayudante. 

Los ayudantes al contratarlos parece que no hagan nada porque es una acción que te cuesta dinero, pones un disco blanco en uno de los 3 ayudantes disponibles del color correspondiente (en total hay 15) y ya está. Pero luego, amigos, como se goza en turnos posteriores cuando haces una acción principal y tienes asistentes en esa columna, porque a continuación realizas su acción complementaria, que puede ser recibir ingresos, subir en el track, puntuar influencias, etc. 

Vemos a cinco ayudantes en mi tablero de juego
Creo que los ayudantes son la clave del juego. No solo elegir bien los dados, sino elegir cuidadosamente cuando y qué ayudantes de los quince disponibles comprar porque con ellos se consiguen enlazar series de acciones que en su conjunto pueden resultar muy eficientes y muy poderosas. 

Y el último aspecto a destacar es que hay un set collection que complementará nuestra puntuación final. Se trata de diferentes escudos que conseguiremos si elegimos bien donde posicionamos a nuestros nobles al formar los matrimonios. Es un set collection con planificación y opciones de mejora a través de las acciones de signorie y de nuestros asistentes, así que otro apartado que pienso que está muy logrado.

Vista general del juego al término de la partida
En conclusión, estamos ante otro eurogame de los buenos. Y eso es todo. Espero que os haya gustado. Recordad que podéis seguir el blog por facebook, google+ y twittercon contenidos extra y noticias de otros amigos lúdicos. ¡Un saludo!