jueves, 7 de abril de 2011

APRENDER JUGANDO 2: + imágenes


Aquí van unas cuantas imágenes del último taller, esta vez con los juegos kie koi, woolfy y tesoro al ataque, de Roberto Fraga:



Woolfy es un juego cooperativo, donde los jugadores colaboran para construir la casa de ladrillos y refugiar a los tres cerditos antes de que el lobo los cace y los meta en la olla. Los niños y niñas deben jugar reflexivamente y poniéndose de acuerdo si quieren acabar bien el cuento.

En cada turno, un jugador elige a qué cerdito desea mover, teniendo en cuenta que no puede escoger al que haya sido movido en el turno anterior ni a un cerdito atrapado en la olla. Las otras dos casas sirven de refugio. En la de paja se puede esconder un cerdito y en la de madera dos. También se pueden rescatar a los cerditos capturados por el lobo, que es manejado automáticamente por el sistema al lanzar el dado (si sale la cara del lobo avanza un número determinado de casillas).

Un juego que desarrolla el trabajo en equipo y algunas estrategias interesantes.



En Tesoro, Al ataque, los niños y niñas deben realizar hasta 6 pruebas diferentes en su turno para ir consiguiendo puntos. Son pruebas de memoria, habilidad, observación, imitación, rapidez, etc.

En cada turno, se pone en marcha el reloj de arena y el participante puede hacer todas las pruebas que quiera hasta que decida parar, pero ¡cuidado! si el tiempo se termina a mitad de una prueba ha de devolver todos los puntos ganados esa ronda (la avaricia rompe el saco). Y no es fácil calcular esto porque otro jugador tapa el reloj de arena.

Bonito juego de adquisición de habilidades muy completas y de cálculo del tiempo.

¡Y, además, los jugadores pueden ganar puntos fuera de su turno!