lunes, 18 de abril de 2011

XIV quedada BSK-Club Dreadnought


Me estoy aficionando a acudir a las quedadas de juegos de mesa de la new age que se organizan en Valencia y alrededores porque siempre ves juegos nuevos, aprendes a jugar a alguna de las novedades, conoces gente interesante o te reencuentras con amigos aficionados a estas actividades lúdico-intelectuales.

Ayer aprendí a jugar a un juego de habilidad que se llama crokinole:


Básicamente es para 2 jugadores aunque pueden jugar 4. Se trata de ir lanzando chapas, por turnos, tratando de atinar en el agujero central o de quedarse lo más cerca posible del centro, sin olvidar echar las piezas del contrincante. Muy rápido y adictivo. Debería estar en todos los colegios junto con otros grandes juegos de madera (que hay unos cuantos).

También estuve probando mi prototipo, Paranoia, una vez más, aunque, esta vez, saqué a la mesa una versión más party, con nuevas acciones especiales como la del antifaz o la de la luz. Lo malo es que no había espacio para jugar a un juego así y tuvimos que desechar las acciones "dar la vuelta a la mesa" y "pasar por debajo de la mesa". Además, la acción del "jersey" es más para el invierno. Fue la primera vez que lo probé con 5 jugadores (4 era lo máximo) y no hubo tanto descontrol como me temía. Cierto es que Israel aprovechó para hacer alguna trampa, cosa que achaco a su dilatada experiencia en estas lides y a que yo no había incidido en las penosas consecuencias que existen para los tramposos que son pillados in fraganti. Pero, en líneas generales, la partida transcurrió bastante controlada. Incluso, en algunos momentos, se paró demasiado para mi gusto. He de comentar que, previamente y por temor a que fuera un desmadre, había retirado las 14 ó 15 fichas que hay de 6 símbolos (todas las caras con un símbolo), que son, obviamente, las fichas que más juego dan. Por eso la partida tuvo ciertos parones. Las introduciré en la próxima partida. Devas me propuso una buena idea: una acción especial que al jugarla te permite descartar una ficha y robar dos. Parece algo malo pero puede ser fundamental para quitarte una de esas fichas de un sólo símbolo que si no aparecen en la mesa son imposibles de poner. Gracias.

Luego jugué una partida a 2 con Chemo, compañero de afición con un blog muy interesante y divertido y creador de muy buenos juegos, como Banjoli Xeet y Papúa. Jugamos una buena partida:

Partida de Paranoia recién terminada