martes, 4 de junio de 2013

GRANDES JUEGOS DE HABILIDAD: BAMBOLEO

Bamboleo es un juego de equilibrio creado por el luxemburgués Jacques Zeimet en 1996 (sí, el mismo autor del Hamsterrolle). 

El juego se compone de una bandeja redonda que se sostiene sobre una pequeña esfera de corcho y ésta, a su vez, sobre una pieza casi cilíndrica con la base más ancha que la parte de arriba, como puede apreciarse en la portada:


La unión de estos tres elementos hace que la bandeja sólo se sostenga si las piezas que hay sobre ella están equilibradas. 

Para empezar una partida de Bamboleo hay que coger las veintitantas piezas de madera y repartirlas por la bandeja amarilla al azar pero intentando que el peso esté bien distribuido. Acto seguido, se coge la bandeja y se coloca encima de la esfera. Esto es bastante difícil pues la bandeja tiende a caerse y hay que ir recolocando algunas piezas al tiempo que vas tanteando la bandeja para ver si se va hacia algún lado o si por fin se queda en equilibrio. 

Una vez conseguido que la bandeja se sostenga sobre la esfera (quedará inclinada hacia un lado determinado) es la hora de empezar la ronda. El primer jugador elige cuidadosamente una pieza de arriba (da igual que sea roja o negra) y la coge con delicadeza. La bandeja se bamboleará hacia un lado y a otro (de ahí el nombre del juego) hasta que finalmente se pare o por el contrario se caiga con todo el equipo. 

Se juega por turnos, así que después del primer jugador, le toca sacar pieza al jugador de su izquierda, luego al otro y así sucesivamente hasta que alguien provoque el desastre. 

El objetivo del juego es ser el que más piezas tenga cuando termine la partida, es decir, cuando al manazas de turno se le caiga la bandeja. Al jugador que derribe la bandeja se le penaliza con dos piezas menos de las que hubiera conseguido. 

Hay que tener en cuenta que, en general, las piezas negras pesan más que las rojas. También es importante la forma de cada pieza pues hay algunas (de forma redondeada) muy resbaladizas que son un auténtico engorro de coger. Un truco: lo mejor es deslizarlas con sumo cuidado hasta el borde de la bandeja ;)

Bamboleo es un juego muy original con efectos físicos que causan verdadera impresión durante la partida. Es muy típico, después de retirar una pieza y observar la bandeja inclinándose hacia el lado contrario del que estaba, preguntarse: "¡pero como no se ha caído!" 

Sólo por eso vale la pena jugar. 

El inconveniente con los niños es que les resulta muy difícil equilibrar la bandeja para empezar cada partida y como suelen ser cortitas ha de estar un mayor encima casi todo el tiempo. 

Como nota curiosa, existe una variante en la que las piezas obtenidas por cada jugador se pesan al final de la partida y gana el jugador cuyo conjunto sea el más pesado. 

Nota: La balanza no viene en el juego si no ya sería la repanocha.

Veamos una imágenes del alumnado en acción:





Se veía venir