lunes, 11 de mayo de 2015

RESEÑAS EXPRESS: HELVETIA

Amigos lúdicos, inauguramos la sección de RESEÑAS EXPRESS, una sección surgida de la necesidad de dirigirla a quien dispone de poco tiempo y no puede permitirse entretenerse demasiado y también, de momentos en que me apetece hablar de un juego pero sin enrollarme demasiado por motivos diversos. 

Empezamos esta sección con un juego sobre el país de las montañas y los banqueros. Afortunadamente, la partida transcurrirá en apacibles villas montañosas, lejos del mundanal ruido de ingresos en efectivo sin declarar y otras acciones que ocurren en la gran ciudad. Preparaos porque jugamos a HELVETIA.

El inserto permite tener el material bastante organizado (aunque necesitarás más bolsitas o una caja de cubitos) y los materiales son de buena calidad
 Helvetia es un juego de Matthias Cramer (el otro Cramer) editado en 2011 por Kosmos. Está ideado para 2-4 jugadores, a partir de 12 años y con una duración de aproximadamente 90 minutos cuando ya se sabe jugar.

Tablero de juego con las acciones que se pueden realizar y los materiales del mercado
Helvetia es un juego de colocación de trabajadores en el que tienes que ir desarrollando tu aldea a base de comerciar con los pueblos vecinos. Para ello, tendrás que establecer relaciones con los personajes de otros jugadores. Vaya, que tendrás que enviar a varios de tus meeples a casarse con la hija del panadero del pueblo del jugador rojo o con el hijo del cabrero del pueblo azul. 

Una villa casi acabada con un buen número de construcciones que producen distintos bienes

Pero para poder constituir estos enlaces interesados, previamente tendrás que hacer crecer la población de tu aldea y enviar los hijos a la escuela para que se preparen para la dura vida de campesino o artesano que les espera en cuanto crezcan un poco. 

Los jugadores van marcando con cubitos los productos que venden

En Helvetia, las 5 acciones principales se llevan a cabo usando tus discos de acción (empiezas con 4 y luego puedes conseguir 2 más) y son:

- Construir edificio: eliges uno de los 5 que salen al principio de cada ronda (y que se unen a los que pudieran quedar de rondas previas), pagas el coste indicado en la loseta y a la saca (lo colocas en tu aldea)

Ejemplos de edificios disponibles y losetas de puntos extra por objetivos cumplidos

- Vender productos: puedes vender cosas que produzcan tus meeples, tanto de tu aldea como los que se han casado y están desperdigados por las aldeas de los demás jugadores. Cada producto sólo lo puedes vender una vez y te pones un cubito en el tablero sobre la imagen de ese producto. Cada uno de estos cubitos te da un puntito de victoria. Como el objetivo de la partida es llegar a 20 puntos pues estos puntos son esenciales, así que a vender todo lo que puedas. Además, el primero en vender cada producto manufacturado (los primarios no) se lleva una loseta que le da otro puntito y el primero en vender los productos de una determinada zona se lleva puntos extra también. 

-Levantar a los meeples: Eliges uno de los cuatro cuadrantes de tu aldea y levantas a los meeples que estuvieran tumbados porque habían estado trabajando en la producción de un material anteriormente. Mecánica original porque levantas tus meeples y los de otros jugadores que estuvieran en tu aldea porque se han casado con personajes tuyos. Además, has de elegir bien el momento y sobre cuál o cuáles cuadrantes actúas.

- Casarse: Mandas meeples a buscar pareja a otras aldeas. Además, puedes conseguir aumentar el número de acciones para esa y las siguientes rondas. 

- Tener hijos: Las parejas de tu aldea pueden tener hijos. Al final de la ronda se van a la escuela. Dos rondas después se habrán convertido en hombres hechos y derechos que servirán para proseguir con el desarrollo de tu aldea. 

A pesar de haber sólo 5 acciones hay que discurrir mucho para desarrollar la mejor aldea
 Al final de cada ronda hay que contarse los puntos de victoria por si alguien llega a 20. Obviamente, esto se salta las primeras rondas pero luego, cuando ya todo el mundo se acerca al tanteo final la cosa se pone muy emocionante. Nosotros nos quedamos los cuatro en un puño. Gran juego de gestión de recursos de duración y dificultad media.

Nada más. Recordad que podéis seguir el blog por facebook, google+ y twitter, con contenidos extra y noticias de otros amigos lúdicos. ¡Nos vemos!