lunes, 29 de junio de 2015

LUDIVERS 2015: CRÓNICA DEL FESTIVAL DE LES CULTURES DE LA IMAGINACIÓ

Llegada al Festival
FICHA TÉCNICA:

Nombre del evento: LUDIVERS II
Entidad organizadora: LUDUS MUNDI
Lugar: Girona
Año de publicación: 2015

Este fin de semana que acaba de terminar fui a la segunda edición de Ludivers, invitado por sus organizadores, Claudio Yoldi y Pau Regincós. Para quien no lo sepa, este festival tiene la peculiaridad de que no se celebra en un recinto cerrado, como ocurre en las DAU, JESTA, JUGARxJUGAR, etc, sino que está disperso por la ciudad, en varias plazas próximas entre sí y un edificio municipal. Esto responde a la idea de la organización de que sea un festival abierto a la ciudad y todo el que pase por ahí esos días.

Los franceses de Terre de Jeu (Toulouse) enseñando sus juegos de gran formato
Esto tiene su lado bueno y su lado malo. El aspecto positivo es que es "visible" y que mucha gente que pasaba por ahí se acerca movida por la curiosidad en plan "¿qué están haciendo esos de allí?" y se queda a jugar, a ver, a conocer.

Empieza a caer la tarde. Vemos casi todas las mesas ocupadas

El inconveniente es que hasta las 19:30 hace mucho calor y los organizadores tienen que moverse continuamente de un punto a otro del festival (aunque todo esté a tiro de piedra). Cada uno de estos puntos han sido bautizados como planetas lúdicos: Planeta Juganer, Planeta Gastrolúdic, Planeta Econstruim, etc.

Noches de Sangre, prototipo que prontó será publicado por GDM games
 Yo llegué a las 14:00 horas a Girona y enseguida me guió Claudio al lugar reservado para comer, +CUB, un restaurante céntrico muy recomendable. 

De sobremesa en el +Cuc
Tras compartir comida y una extensa sobremesa con los invitados del festival nos dirigimos al Planeta de los Juegos, donde estuve probando prototipos y charlando con unos y otros. 

Dinamita, de Toni Moya Ruiz
Dinamita fue el juego que rompió el hielo. Su autor ha estado dinamitando las redes sociales estos últimos días porque tiene la intención de sacar el juego por verkami. Se trata de un filler de cartas para grupos numerosos, aunque probablemente entre 5 y 7 sea el rango de jugadores idóneo. Se puede ganar de dos formas totalmente opuestas: quedándote sin cartas o formando la palabra dinamita. El primer objetivo es difícil y el segundo tiene el peligro de que si te pasas de 14 cartas en mano te eliminas. Tiene aspectos parecidos al Uno, como el de jugar carta del mismo tipo o color, o cambiar de sentido. Pero el objetivo de ganar por cartas y las jugadas especiales lo hace diferente. El factor azar es muy alto así que si no os importa esto en un juego de grupo y de pasarlo bien entonces es una buena opción lúdica.

Noches de Sangre, detalle del calendario
 Luego pude probar por fin el juego que está teniendo una campaña en verkami muy exitosa: Noches de Sangre. Es un semicooperativo lleno de maldad. Un pueblo tranquilo se sume en un mes de oscuridad y cada uno se las tiene que apañar como pueda para sobrevivir los 30 días. Si nadie lo consigue ganan los vampiros. Basta con que un jugador salga vivo del asunto para que haya un ganador, que no tiene porqué ser el superviviente (sobretodo en el modo avanzado, en el que cada jugador tiene un objetivo secreto). La mayor gracia del juego está en los enfrentamientos con el vampiro de turno, ya que los jugadores pueden arrimar el hombro y enfrentarse al monstruo o salir por patas, dejando tirado al grupo. Lo único que no me gustó es que una mala tirada te puede arruinar una buena preparación. Tal vez con unos puntos de influencia que se consiguieran al colaborar con el grupo y se emplearan para modificar ligeramente el dado se podría minimizar el factor azar. Pero muy bien, en definitiva.

Pak y Fidel (editor y autor) junto a Simón y un servidor
Luego llegó el turno de SCAPE, de Pak Arredondo, al que le echamos cuatro partidas. Se trata de un juego de cartas cortito, también semicooperativo. Somos prisioneros que debemos escapar de un campo de concentración nazi cavando un túnel. El problema es que uno de los jugadores es el nazi y las identidades son ocultas. Los otros son americanos o ingleses. Durante la partida se adivina fácilmente la identidad de cada uno, lo complicado es pararlo a tiempo en el caso del nazi o llevarte toda la gloria por haber sido el que más túnel ha excavado para escapar. Con 5 acciones, 3 identidades y un puñado de cartas Pak se ha sacado de la manga un juego divertido y muy adictivo.

¡Mira, si está el hermano de Benito Floro probando el Scape!
La noche se cernió sobre nosotros, con un concierto de fondo programado en el festival y ya saqué la mochila de los protos. Primero un Battle Market con la pareja de Ojo al Dado / Nexo editorial en el que probamos a jugar sin reloj, con una mecánica que se le ocurrió a Pol Cors cuando se interesó por el juego. Y oye, funcionaba muy bien, así que cronómetro fuera. Les gustó mucho y nos pusimos a elucubrar sobre un cambio de mercado, en lugar del mercado actual uno de género fantástico (puesto del druida con hierbas curativas en lugar de la floristería, taberna del enano con hidromiel y cerveza de Tashkel en vez del actual puesto de bebidas, etc). Sobre una posible edición, de momento van a mirar presupuestos con la lista de componentes reducida a niveles óptimos. Ya veremos.

Aspecto actual de Battle Market. Le falta el toque friki
Luego fue el turno de Animalix, un juego de reflejos donde todos los jugadores sacan carta a la vez y hay que coger uno de los cuatro objetos del centro de la mesa. Si hay mayoría de herbívoros las judías, si hay mayoría de carnívoros el pollo. Pero cuidado con los cazadores, que eliminan cartas y en caso de empate no hay que coger nada. Además, si alguien saca la carta especial de salvaje/doméstico hay que olvidarse de la dieta y coger el perro si hay mayoría de animales domésticos o el cocodrilo si hay mayoría de salvajes, sin olvidarse tampoco de los cazadores. Un juego frenético y muy rápido en el que se han interesado dos editoriales. A ver si llega a buen puerto.

Animalix, un juego de escasos componentes
Después fue el turno de las entrevistas por parte de Simón, de Ojo al Dado, que me pidió que colaborase con él. La verdad es que fue muy interesante. 

Ojo al Dado en acción
Luego me pasé a ver el estreno oficial del Victus ya terminado por Devir y tenía un aspecto impresionante. 
Toni Serradesanferm estrenando el Victus
El Festival se recogió entorno a la una de la madrugada. Al día siguiente a desayunar con Manu Palau, autor y editor de Brain Picnic y aprovechamos para jugar a Mix It, un juego de cartas para niños donde hay que conseguir reunir tres monstruos antes que nadie robando cartas o moviéndolas de un monstruo a otro de la mesa. Ideal para los peques.

Mix It, simpático juego infantil
La mañana transcurrió de turismo y visita a los otros planetas del festival:

No me extraña que vayan a rodar Juego de Tronos aquí
Si vas a la Catedral no te caigas por las escaleras
Ahora sé porque la llaman La Pequeña Florencia
Tiro al Troll
En el planeta Clic & Dit, preparando foto tecnológica
Resultado de la foto con los leds en movimiento

Jugando con las máquinas de BartopSpain
Con las máquinas que monta Juan Carlos, gran tipo que conocí en el festival, nos lo pasamos en grande. Aquí hicimos un inciso para jugar a Ikonikus, otro de los juegos de Brain Picnic que me sorprendió gratamente. Un party game que juega con las emociones de una forma fácil e inteligente. Magistral combinación.
Ikonikus
Después de comer nuevamente en +Cub, nos fuimos al piso donde nos había alojado la organización y jugamos a Paranoia y nuevamente al Ikonikus en una sesión muy divertida.

De party games
Enseguida se hicieron las 17:00 horas y tuve que salir pitando a despedirme de Claudio y Pau, que tan bien me trataron porque si no perdía el tren. Os dejo más imágenes de este genial festival que no hay que perderse (sobretodo si llevan a cabo varias propuestas de mejora que les dejamos). ¡Un saludo y gracias!

Jordi Valbuena, ilustrador de Colt Express
Momentos de risas durante la grabación
Jugando a Dinamita, de Toni Moya
Jugando a Battle Market
Nevada artificial
Planeta Econstruim
En el stand de Haba, con Iolanda
Speed Cups gigante


¡Hasta la próxima! Y recordad que podéis seguir el blog (se agradece) por facebook, google+ y twitter, con contenidos extra y noticias de otros amigos lúdicos.