lunes, 23 de abril de 2012

MEMORIA ANIMAL se llamará MEMORIA DE ELEFANTE



Mi prototipo infantil, del que ya hablé un poco aquí, cambia de nombre. Me he decantado por Memoria de Elefante por dos razones:

La primera es por aprovechar la consabida cualidad del animal terrestre más grande del planeta, según la sabiduría popular. 

La segunda es porque como en ninguna de las veinte casillas del tablero aparece el elefante, pues me viene como anillo al dedo utilizar a dicho paquidermo como peón de juego en lugar de emplear al león, como hasta ahora, que sí tiene presencia en una de las casillas. 

El juego es el mismo pero está más entonado de esta forma, así que ahí queda reflejado el pequeño cambio.