viernes, 18 de mayo de 2012

GRANDES JUEGOS DE HABILIDAD: EL CARROM


Esta semana, nuestros alumnos y alumnas han descubierto un nuevo juego de habilidad: el carrom.

Se tiene constancia que fue inventado por el año 1890 en las regiones montañosas del norte de la India y Nepal. Posteriormente, en 1956, la Federación de Carrom de la India empezó a controlar las reglas del juego, sus dimensiones, componentes, organización de torneos, etc.

Básicamente, el carrom es una especie de billar que se juega con los dedos, en partidas entre dos o cuatro jugadores (en parejas). El tablero es como una pequeña mesa de snooker, cuadrada, hecha de madera, con troneras en cada esquina. En el centro se sitúan nueve discos blancos, nueve negros y un disco rojo, que es la reina. 

Un jugador lleva blancas y el otro negras. Por turnos, cada jugador lanza el percutor, que es un disco más grande que los demás, intentando golpear los discos de su color para introducirlos por cualquiera de los agujeros. Si mete repite. A partir del primer disco metido, los jugadores ya pueden cubrir la reina, que consiste en meter el disco rojo por una tronera y en la jugada siguiente hacer lo propio con un disco de su color. 

La ronda finaliza cuando un jugador ha metido todos sus discos. Entonces cuenta los discos que le quedan por meter a su rival y esos son los puntos que suma. Si, además, ha sido él quien ha cubierto la reina, gana 3 puntos extra. 

Luego se vuelve a jugar otra ronda y otra, así hasta que uno llegue a 25 puntos. 

Disposición inicial

La zona de lanzamiento de cada jugador es la línea formada por los dos círculos rojos que tiene ante sí

Alpinistas y sherpas jugando al carrom

Este juego gusta tanto que incluso en la Estrella de la Muerte lo jugaban (hasta que explotó)

VARIANTE PARA EL ALUMNADO

Como lo de cubrir la reina, además de lioso, es realmente difícil de conseguir, con los niños jugamos más al estilo billar, es decir, gana el primer equipo que logre meter a la reina después de haber metido todos los discos de su color. Osea, que la reina es como la bola negra. 

También hay un par de penalizaciones. Si metes el percutor en una tronera o la reina cuando aún te quedan discos por introducir, vuelves a poner en el círculo central uno de los discos que ya habías metido previamente. La reina también se vuelve a poner en el centro.

Además, también hemos probado a jugar con 6 jugadores, sentándose por equipos de forma alterna.

En definitiva, el carrom es un juego muy interesante, que requiere mucha destreza y que les gusta mucho a l@s alumn@s.