viernes, 30 de enero de 2015

RESEÑAS FAMILIARES: TIMELINE (INVENTOS, EVENTOS Y CIENCIA)

Hola, amigos lúdicos. Seguimos con reseñas familiares y lo hacemos con una serie de juegos muy educativos: la saga TIMELINE.

Me encanta la estética de los juegos en lata
Autor: Frédéric Henry
Editorial: Asmodée
Año de publicación: 2010
Edad: 8+
Jugadores: 2 a 8
Duración: 15'
Material: 109 cartas
Enlace para adquirir el juego:


IDEA DEL JUEGO:



Voy a explicar el Timeline Inventos, que es el primero que salió. Los demás se juegan exactamente igual. 

En Timeline tenemos que construir entre todos los jugadores una línea del tiempo con las cartas de nuestra mano y las que robemos posteriormente en caso de equivocarnos. Cada carta muestra, por una cara, un invento, con su nombre y una buena ilustración y por el otro lado el año en que tuvo lugar dicho invento. 
                                   Ejemplo de cartas                  Fuente: BGG
OBJETIVO DEL JUEGO:

El objetivo es ser el primer jugador en situar todas sus cartas en la línea del tiempo.

PREPARACIÓN DE LA PARTIDA:


Se baraja el mazo y se reparte un determinado número de cartas en función del número de jugadores. Por ejemplo, a 4 jugadores se dan 5 cartas a cada jugador, que las sitúan a la vista de todos delante de cada uno. 

Se deja el mazo a un lado y se coloca la primera carta de éste en el centro de la mesa, por el lado de la fecha. Esta carta sirve de referencia para iniciar la partida.

DESARROLLO DEL JUEGO:


El jugador inicial escoge una de sus cartas y la coloca a la izquierda de la carta de referencia si cree que es un invento anterior al que aparece en ésta o a la derecha si cree que es posterior. A continuación le da la vuelta para comprobar la fecha. Si está bien la carta se queda en la línea del tiempo pero si está mal se descarta y roba otra. Luego le toca al jugador de su izquierda. 

Partida recién empezada
Los turnos se van sucediendo y la línea del tiempo se va haciendo cada vez más larga, ya que se nutre de las cartas correctamente colocadas por los jugadores. Esto hace que cada vez sea más difícil acertar donde ubicar un invento, puesto que cada vez hay más intersticios temporales.

Esta línea del tiempo ya no es cosa de risa
FINAL DE LA PARTIDA:

La partida termina cuando un jugador logra situar correctamente su última carta. Si hay algún otro jugador que todavía no ha jugado en esa ronda y que sólo le queda una carta tiene la oportunidad de empatar. En ese caso, los virtuales ganadores han de desempatar robando una carta y jugando una ronda extra. 

Vemos que a dos jugadores sólo les quedan un par de cartas

OPINION PERSONAL:

Hace algún tiempo estuve en una charla sobre juegos de mesa y a cierto editor le preguntaron si se arrepentía de haber rechazado algún juego ofrecido por un autor en forma de prototipo. El editor respondió que llegó a tener en sus manos el Timeline y que no quiso publicarlo. 

Esto nos da una idea del éxito que la saga de los Timeline está teniendo desde su publicación. De momento, ya han salido en España 5 timelines distintos: Inventos, Eventos, Ciencia y Descubrimientos, Música/Cine y el Multitemático. 

Un vistazo al Timeline de Eventos históricos
Y lo que pienso yo de este juego es que engancha por su sencilla mecánica (las reglas se aprenden en dos minutos) y por su temática didáctica. Se trata de situar inventos, eventos históricos, descubrimientos científicos, etc. en el tiempo y eso es, como mínimo, entretenido. Algunos los sabes con exactitud porque los has estudiado muchas veces (descubrimiento de América, Final de la 2ª Guerra Mundial...), otros sabes más o menos de qué período son pero no recuerdas la fecha exacta, otros te suenan (¿el diapasón se inventó por 1800?) Y luego vienen las sorpresas: inventos que creías más recientes resulta que fueron ideados casi un siglo atrás, etc. Es divertido todo eso. Y lo que aprendes mientras juegas. Además, todos los inventos tienen escrito el nombre de su inventor. Si no lo tienen es porque se desconoce. 

El juego no consiste solo en tratar de poner correctamente tus cartas en la línea del tiempo. También tiene un componente estratégico que es el siguiente: al ver tus cartas y las de tus adversarios es importante el orden en que juegues tus cartas. Al principio de la partida es bastante fácil colocar bien una carta ya que no hay casi intersticios temporales (el tiempo entre carta y carta de la línea temporal) así que hay que decidir si empiezas colocando las más dudosas o las que tienes claras. O si pones la minifalda antes de que tu vecino ubique el ratón del ordenador y te complique las cosas.

En esta línea, correspondiente al Timeline de Ciencia, empieza a estar
complicado acertar donde va la carta que quieras poner
Probablemente os preguntéis si la rejugabilidad no será un punto flojo de esta serie de juegos pero estad tranquilos y tranquilas. Más de 100 cartas son muchas cartas. En una partida suele salir una cuarta parte de éstas. Entre partida y partida se olvidan las fechas. A no ser que el juego sea tuyo y te lo estudies concienzudamente antes de que lleguen los invitados (cosa que no tendría mucho sentido) la rejugabilidad es mayor de lo que parece. Además, hay varios timelines y, encima, éstos se pueden combinar entre sí, siendo ya la repanocha: ¿qué fue antes, Lo que el Viento se llevó o el transistor? ¿Los pantalones vaqueros se inventaron antes de que saliera El Lago de los Cisnes?

Las dudas asaltan a los jugadores con suma frecuencia
Como veis, los timelines son una serie de juegos muy didácticos, no sólo por los contenidos que aprendes sino por el uso del razonamiento lógico y la puesta en práctica de estrategias básicas. Por ejemplo, siendo un poco observador, un jugador puede deducir que la máquina de vapor se inventó antes que la locomotora, porque iba a vapor. O que la Torre Eiffel es posterior al pararrayos porque en el dibujo de la torre se ve un pararrayos.

Una cosa que sí que me gustaría es que las cartas, por el lado donde revela la fecha, hubiera también una pequeña explicación del invento o el descubrimiento de turno. Aún sería más didáctico.


Antes de despedirme os dejo un par de reglas caseras que sirven para complicar un poco más las cosas:

1- Empezar con 5 cartas de referencia en vez de con 1 (así es más difícil desde el principio)
2- En lugar de retirar de la línea temporal las cartas falladas, situarlas en su lugar correcto (el que haya fallado roba, claro está).

Y, por último, unas cuantas imágenes de sesiones Timeline:




   



Recordad que podéis seguir el blog por facebook y google+, con contenidos extra. ¡Salud!