jueves, 29 de abril de 2010

APRENDER JUGANDO: EL FRUTAL




Esta semana tocaba otro juego de gran formato: El Frutal

Este juego, como Hop, Hop, Hop!, también es cooperativo. Los jugadores son granjeros y han de recolectar todas las frutas de los árboles antes de que llegue el malvado y hambriento cuervo y eche a perder la cosecha.

El tablero está formado por cuatro árboles frutales: un peral, un manzano, un cerezo y un ciruelo. En cada árbol se colocan 10 simpáticas frutas de madera. También está la figura del cuervo en el centro.


Cada jugador recibe una pequeña cesta de mimbre para poner dentro la fruta que recoja.


El jugador inicial, tira el dado y actúa según lo que salga:

Rojo - recolecta una cereza
Verde - recolecta una manzana
Azul - recolecta una ciruela
Amarillo - recolecta una pera
Cesta - recolecta las dos frutas que quiera
Cuervo - coge una de las nueve fichas del puzle del cuervo y la sitúa correctamente en el centro del tablero


Luego le toca al siguiente. La partida transcurre y los jugadores van recolectando fruta pero el puzle del cuervo también se va completando cada vez más. Si los niños recogen toda la fruta antes de que se complete el puzle del cuervo ganan la partida. En caso contrario es el cuervo el que les ha ganado a ellos.

Estrategia básica:

Si a un jugador le sale un color y ya no quedan frutas de ese color pasa su turno. Por tanto, una buena estrategia de juego estriba en coger las frutas adecuadas cuando en el dado sale cesta. Conviene no acabar muy pronto con las frutas de un árbol así que cuando sale cesta lo mejor será coger frutas del árbol que más tenga.

Este es un buen juego para fomentar el trabajo en equipo, relacionar colores y frutas y practicar la psicomotricidad fina.