martes, 13 de abril de 2010

ARROWS 2010: RESEÑA DEL JUEGO



¿Qué tal, ludómanos de toda condición? Me complace presentaros mi juego de fichas ARROWS, renovado tras nuevas sesiones de playtesting después de que saliera a la luz por primera vez allá por junio de 2008.


Se llama ARROWS porque es un juego de flechas (arrows en inglés) y, a continuación, voy a explicar en qué consiste:

Arrows es un juego de estrategia para 2 a 4 jugadores, solos o en parejas, en el que gana el primer jugador que se quede sin fichas. Las fichas tienen flechas de 4 colores diferentes con las que hay que formar caminos para poder jugarlas. Puedes cerrar un camino del contrario, abrir caminos que te interesen, girar fichas, moverlas del sitio y otras acciones que te permitirán cambiar el curso de la partida. En el tablero también hay casillas especiales a las que dirigir un camino para conseguir algún tipo de efecto deseado, como cerrarlo, provocar que roben los demás, tirar dos veces seguidas, etc.

Para empezar a jugar, se sitúan todas las fichas boca abajo esparcidas por los alrededores del tablero de juego. Cada jugador roba 10 fichas y las coloca en su soporte individual, de forma que sólo las vea él.

El último jugador que haya visto Robin Hood empieza la partida. Si no se ponen de acuerdo lo echan a suertes. El jugador que empieza ha de poner la ficha que desee en el punto de salida del tablero apuntando en la dirección que más le convenga.

A partir de entonces, se van sucediendo los turnos. En cada turno, cada jugador pone una ficha o roba, aunque si hace una buena jugada podrá poner más de una ficha.

¿Pero cómo se ponen las fichas?

Muy fácil. A continuación de una ficha que ya esté puesta en el tablero tú puedes poner otra que contenga, al menos, una flecha del mismo color que la de la ficha del tablero. Por ejemplo:

La orientación da igual siempre que las flechas no se enfrenten:


Lo interesante del juego es planificar, al inicio y en función de las diez fichas que te han tocado, el orden en que vas a jugar éstas, aunque todo puede cambiar según el transcurso de la partida y las jugadas que hagan tus rivales. Es importante intuir de qué color va bien tu adversario para tratar de cerrar cualquier camino de dicho color.

Un camino se puede cerrar de varias formas:

1- Dirigiendo la flecha hacia el borde del tablero o contra otra ficha ya puesta con anterioridad


2- Jugando una ficha cerradora


3- Jugando una ficha tapadora, que se pone encima de la ficha elegida. Así se pueden cerrar hasta tres caminos de golpe


4- Girando la ficha escogida con una ficha giradora


5- Alcanzando una casilla especial del tablero

Pero no todas las fichas especiales sirven para fastidiar al contrario. También hay fichas te ayudarán a desarrollar tu juego:

1- La ficha continuadora te permite jugar otra ficha a continuación, siempre que sea del mismo color, claro


2- La ficha giradora no sólo sirve para cerrar caminos sino también para abrirlos

3- La ficha puente salta por encima de un camino cerrado y puedes continuarlo


4- La ficha transportadora es muy buena para abrir caminos, ya que mueve una ficha del tablero a la casilla anexa que elijas, siempre que esté libre


5- Y no digamos la bomba, que elimina dos fichas del tablero (otra ficha que se puede utilizar para ayudarte o para jorobar a tus oponentes)


Y además, están las fichas que cambian un camino de color, algo básico en la planificación previa de la partida:


El tablero de juego no es una pieza única sino que son tres módulos que se pueden construir de cualquier manera, utilizando desde los tres a uno sólo, según el número de jugadores y la dificultad que se quiera dar a la partida.

Así que ya lo sabéis, con esta sencilla reseña y el vídeo-presentación ya os podéis hacer una idea bastante aproximada de lo que es el juego ARROWS. Tenéis las instrucciones detalladas y el Print & Play del juego en la región de descargas, como siempre.